CUCU TRAS




E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...




Aprovechando que (¡por fin!) tengo dos días libres seguidos, actualizo esto de verdad. Después de las 10 horas que me pego al día delante de In Design, no me queda tiempo para mucho. Incluso he llegado al punto en el que empiezas a soñar con lo que haces de día, pero de manera cuasi-consciente, moviendo objetos en la pantalla e intentando resolver problemas. No está mal, ya que es como saltarse la intermediación del cuerpo y conectar directamente el cerebro al ordenador, pero tiene dos inconvenientes: a) No descansas realmente y te levantas igual de cansado y b) normalmente no te acuerdas de casi nada al despertar.
Así que me dedico a lo de casi siempre para intentar dormir de verdad: escuchar la radio y leer. Está muy bien que los amigos del suplemento de cultura nos regalen los libros que les mandan las editoriales para reseñar. Decenas y decenas a la semana, de todo tipo y siempre novedades. Ahora estoy con una biografía de Magallanes y uno de historia de las ciudades del mundo. La portada del de Magallanes es muy fea, así que la forraré con algo.
Lo último que he terminado es Planeta Champú, del supremo Douglas Coupland. He visto por ahí que es su peor libro, y puede que sea verdad. Bastante peor que Generación X y Microsiervos, aunque tiene muchas cosas salvables. Sobre todo ideas sueltas, citas y pensamientos. La historia no está demasiado desarrollada y apenas se ahonda en algún aspecto. Pero merece la pena leerlo. Enseguida me pondré con otra cosa de Coupland, en cuanto me quiten la sanción de la biblioteca.

P.D: ilustración de Alex Serna, de Blank Paper.


2 Responses to “”

  1. Anonymous Pablo 

    No conozco a Coupland. Iba a decir que a ver si me pongo al día, pero yo también tengo varios libros para leer de esos repartos del cultural.

    Me gusta mucho la ilustración.

    Salu2

  2. Anonymous solodelibros 

    Claro que conozco la canción. La cantaba "El consorcio", o sea, los de Mocedades cuando ya no eran mozos.

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


Posts anteriores

Archivos

Links


ATOM 0.3